Imagen que representa Qué es el carding?

El carding es una forma de fraude financiero, en la cual un delincuente obtiene información de tarjetas bancarias y luego las usa para comprar productos o realizar transferencias ilegales. Esta actividad se ha vuelto más común con el avance tecnológico, ya que los criminales pueden recopilar información de tarjetas e identidades a través de internet. El carding también se conoce como «clonado» o «piratería electrónica».

Comprender el concepto de carding es importante para aquellos en la industria de pagos. La comprensión permitirá a estos profesionales identificar las amenazas potenciales relacionadas con este tipo de fraudes y tomar medidas adecuadas para prevenirlos. Los profesionales también podrán determinar qué herramientas necesitan implementar para mejorar sus sistemas anti-fraude y garantizar la protección contra este tipo de actividades delictivas.

Tipos de Carding

El carding físico se refiere a la actividad delictiva de obtención ilegal de información bancaria mediante el uso de dispositivos físicos. Esta forma de fraude involucra tarjetas magnéticas, código PIN y demás elementos necesarios para realizar compras con tarjetas bancarias. Los delincuentes pueden utilizar varias técnicas para adquirir esta información, como el robo o clonado de tarjetas, robar recibos u otros documentos que contengan datos financieros y acceder a computadoras remotamente para extraer dicha información.

Por otra parte, el carding virtual es un tipo más moderno y sofisticado de fraude financiero. Se trata del uso indebido por parte del criminales de Internet para obtener información relacionada a los pagos electrónicos mediante la manipulación ilegítima en línea. Esta práctica se ha vuelto mucho más común debido al avance tecnológico; los criminales ahora pueden piratear sitios web populares e interceptar credenciales relacionadas con cuentas bancarias personales o corporativas con solo un par de clicks. Por lo tanto, este tipo particularmente peligroso requiere mayores niveles protección contra posibles ataques cibernéticos

Establecer una conexión de carding

Para establecer un entorno seguro de carding, los operadores necesitan contar con herramientas y servicios adecuados. Estos pueden incluir proxies o servidores privados virtuales (VPNs) para navegar por Internet de forma anónima, bases de datos de tarjetas bancarias robadas para realizar compras en línea y software especialmente diseñado para el clonado electrónico. Los criminales también recurren a la creación de cuentas falsas en foros y sitios web fraudulentos, así como al uso del correo electrónico basura o «spam» para distribuir información delictiva relacionada con el carding.

Además, los operadores deben contar con habilidades avanzadas en tecnología informática ya que son necesarias para manipular estos sistemas complejos. También requerirán cuerpos legales expertos al momento de obtener documentación falsificada tales como pasaportes u otros identificadores personales. Asimismo, un buen manejo financiero será importante a la hora deshacerse del botín obtenido mediante esta práctica ilícita sin levantar sospechas innecesarias por parte del organismo regulador correspondiente.

Conseguir los datos de tarjetas de crédito necesarios

Conseguir información de tarjetas bancarias es una parte integral del carding. Los criminales pueden recopilar estos datos a través de varias fuentes, como el robo físico o clonado de tarjetas magnéticas, robar recibos u otros documentos que contengan dentro información financiera y acceder a computadoras remotamente para extraer la información necesaria. También existen métodos digitales que los criminales pueden usar para obtener dicha información sin tener contacto directo con las víctimas; por ejemplo, pirateando sitios web populares y obteniendo credenciales relacionadas con cuentas bancarias personales o corporativas.

 

Además, los operadores deben contar con herramientas y servicios adecuados para garantizar un entorno seguro en el cual realizar su actividad delictiva. Estos incluyen proxies o servidores privados virtuales (VPNs) para navegar por Internet de forma anónima; bases de datos donde encontrar tarjetas bancarias robadas; software diseñado específicamente para clonado electrónico; creación de cuentas falsificadas en foros fraudulentos y correo basura («spam») destinado a distribuir material delictivo relacionado al carding.

El Proceso del Carding: Una mirada más profunda

Entender cómo funciona el carding puede ayudarnos a protegernos mejor.

Paso 1: Captura de Información

Los ciberdelincuentes usan diversas técnicas:

Malware que captura pulsaciones.

Estafas de phishing que engañan para revelar información.

Dispositivos skimming en puntos de venta o cajeros.

Paso 2: Mercado Clandestino

El mercado negro del ciberespacio es vasto. Aquí, los datos robados se venden por precios alarmantemente bajos.

Paso 3: Uso Ilegítimo

Los criminales, con datos en mano, efectúan compras, vacían cuentas bancarias y más.

Realizar un proceso de carding

Uno de los principales objetivos del carding es poder comprar bienes o servicios usando tarjetas de crédito robadas. Esta práctica se realiza a través de sitios web fraudulentos, en donde el criminal ingresa la información relacionada con la tarjeta robada y luego completa una compra ilegal. Los criminales también tienden a hacer estas compras en sitios no vinculados directamente al banco emisor para evitar ser detectados por sus sistemas anti-fraude. Además, debido al riesgo asociado con este tipo de transacciones, los operadores suelen recurrir a herramientas como servidores privados virtuales (VPNs) para navegar en Internet de forma anónima y mantenerse alejados del radar financiero.

Otra forma comúnmente utilizada para obtener beneficio económico mediante el carding es transferir fondos a través de tarjetas bancarias robadas. Esto implica ingresar datos relacionados con las mismas y confirmar la transferencia desde un dispositivo remoto sin levantar sospechas innecesarias entre los proveedores financieros involucrados. Esta práctica delictiva requiere cierta habilidad tecnológica ya que el procesamiento electrónico se realiza secuencialmente; si hay errores durante el procesamiento, existe un mayor riesgo que

Protegerse del carding

Para evitar ser víctimas de carding, es importante que los usuarios tomen precauciones básicas para proteger sus tarjetas bancarias. Esto incluye guardar las tarjetas en lugares seguros y no compartir la información relacionada con ellas a través del correo electrónico o redes sociales. También es recomendable cambiar la contraseña de su cuenta bancaria periódicamente y revisar regularmente sus estados de cuenta en busca de actividades sospechosas. Además, los usuarios deben verificar el sitio web antes de realizar una transacción online para garantizarse que sea legítimo e intentar evitar hacer compras fuera del país donde residen; esto ayudará a reducir el riesgo asociado con este tipo particularmente peligroso de fraudes financieros.

Otra forma útil para prevenir el carding consiste en utilizar dispositivos comerciales diseñados específicamente para impedir clonado electrónico y otros ataques similares. El chip EMV (Europay, Mastercard and Visa) por ejemplo ofrece un nivel más alto de protección contra fraudes relacionadas a tarjetas; además, hay varias empresas que proporcionan servicios anti-fraude innovadores basados ​​en datos avanzados tales como análisis predictivo e inteligencia artificial

Preguntas Frecuentes

¿Qué es el skimming y cómo se relaciona con el carding?

El skimming es una técnica fraudulenta que consiste en la utilización de pequeños dispositivos, a menudo indetectables a simple vista, que se colocan en lectores de tarjetas, como cajeros automáticos o estaciones de gasolina. Estos dispositivos capturan la información de la banda magnética de la tarjeta sin que el titular se dé cuenta. Esta información luego puede ser utilizada para clonar la tarjeta o realizar compras no autorizadas en línea, es decir, para llevar a cabo actividades de carding.

¿Es seguro comprar en línea?

Comprar en línea puede ser seguro siempre que se sigan ciertas precauciones. Es fundamental asegurarse de que el sitio web en el que estás comprando cuente con protocolos de seguridad, como el «https» en la URL. Además, es recomendable no guardar la información de tarjetas de crédito en sitios web y utilizar sistemas de pago en línea reconocidos, como PayPal. Siempre es bueno revisar opiniones y recomendaciones de otros usuarios antes de realizar una compra en un nuevo sitio.

¿Qué hago si soy víctima del carding?

Si sospechas que has sido víctima del carding, lo primero que debes hacer es ponerte en contacto con tu entidad bancaria o la empresa emisora de tu tarjeta de crédito. Ellos te guiarán en los pasos a seguir, que a menudo incluyen bloquear la tarjeta, revisar transacciones sospechosas y, en algunos casos, abrir una investigación. También es recomendable cambiar tus contraseñas en línea y estar vigilante de cualquier actividad inusual en tus cuentas.

Seguro te puede interesar Qué son los certificados SSL?

¿Existe algún software para protegerse del carding?

Hay numerosos programas antivirus y soluciones de seguridad diseñados para proteger a los usuarios de amenazas en línea, incluido el carding. Estos programas pueden identificar y bloquear malware, intentos de phishing y otras actividades maliciosas. Es esencial mantener estos programas actualizados y realizar análisis regulares de nuestros dispositivos.

¿Cómo detectar un intento de phishing?

Los correos de phishing suelen contener señales reveladoras. Estos pueden incluir errores gramaticales y ortográficos, direcciones de correo electrónico sospechosas, solicitudes urgentes para proporcionar información personal o financiera, y enlaces que no dirigen a la página oficial de la empresa que supuestamente envía el correo. Siempre es recomendable no hacer clic en enlaces sospechosos y verificar directamente con la empresa en caso de dudas.

¿Las pequeñas empresas también son objetivo del carding?

Absolutamente. Aunque es posible que las grandes empresas sean objetivos más visibles debido a la gran cantidad de transacciones que procesan, las pequeñas empresas a menudo tienen sistemas de seguridad menos robustos, lo que las convierte en blancos atractivos para los delincuentes. Es vital que las empresas de todos los tamaños adopten medidas de seguridad adecuadas.

¿El carding es un delito en todos los países?

Aunque puede haber variaciones en la legislación de un país a otro, el carding, al involucrar robo de identidad, fraude y, a menudo, lavado de dinero, es considerado un delito en la gran mayoría de jurisdicciones. Las consecuencias legales pueden ser severas, y las autoridades de todo el mundo están trabajando arduamente para combatir esta forma de cibercrimen.

Conclusiones

Para concluir, el carding es una forma de fraude financiero que puede tener graves consecuencias para sus víctimas. Por lo tanto, es importante que los usuarios tomen las precauciones necesarias para prevenirlo y proteger su información bancaria. Esto incluye guardar sus tarjetas en lugares seguros; cambiar la contraseña periódicamente; verificar si un sitio web es legítimo antes de realizar transacciones online y evitar hacer compras fuera del país donde residen. Utilizar dispositivos comerciales diseñados para impedir clonado electrónico también ayudará a reducir el riesgo asociado con este tipo particularmente peligroso de fraudes financieros.

¡Gracias por leer!

Esperamos les haya gustado.

Déjenos en los comentarios sobre qué le gustaría leer y comparte esta publicación en todas tus redes sociales.

Si quieres ver más de dónde vino este, suscríbete a nuestro boletín en la parte superior derecha de esta publicación.

¡Hasta la próxima!

 

CHAT